María Clara GonzálezLa virtualidad ha establecido un nuevo reto para las relaciones interpersonales, dada la necesidad que tenemos de expresarnos de forma adecuada, tanto verbal como corporalmente. ¿Cómo afectan las nuevas dinámicas digitales al ejercicio del liderazgo?

María Clara González, Facilitadora y Coach de la Comunidad Origen, nos explica cuáles son las técnicas adecuadas para llevar a cabo una interacción exitosa al momento de efectuar una reunión virtual por medio de un celular o computador, tips que favorecerán el impacto que estás buscando generar en tu audiencia.

¡Hola a todos!

Hoy vengo a conversarles acerca del impacto que está teniendo la virtualidad en nuestras interacciones.

Parte de lo que está sucediendo es que pareciera que hay veces en las que la gente nos está hablando y quizás algunos consideran que nosotros no les estamos poniendo atención o quizás otras veces estamos hablando nosotros y nos da la sensación de que las personas no nos están poniendo atención. Importante: unos tips básicos, pero que ayudan muchísimo en este tipo de interacción.  

Resulta que todo depende de dónde está la cámara. Si la cámara tuya está hacia un lado del teléfono, va a pasar lo que normalmente me pasa a mí cuando yo estoy interactuando y es: si  yo quiero ver a la gente, pues miro la pantalla para poder ver los cuadritos de todas las personas que están conectadas. De acá yo les estoy hablando, lo que pasa es que, cuando ustedes me están viendo a mí, resulta que parece que yo no los estuviera mirando, pero yo sí los estoy mirando en la pantalla.

Entonces para que ustedes sientan que yo les estoy hablando, yo tengo que mirar hacia la cámara, dejó de mirarlos a ustedes. Y eso tiene que ver con un cambio de chip importante en términos de qué estoy mirando: miro la gente o quiero que mi mensaje llegue más directo porque la gente se siente vista y mirada por mí, eso es importante. 

Esto depende mucho también, como les digo, de la posición del computador o del monitor con el que estén trabajando, entonces: si yo tengo la pantalla y estoy acá muy serio, trabajando y tecleando, en teoría estoy poniendo atención, pero el mensaje que estoy enviando tal vez es de: no estoy poniendo atención.

Y quizás puede ser que es que estoy tomando apuntes de lo que la persona que está hablando me está diciendo. También sucede, en el caso de algunos que tienen los monitores y se ve como la persona de lado, resulta que la persona está mirándome a la pantalla, ¿no? Me está viendo directamente, pero el efecto que tiene en mí es que yo estoy viendo una persona que está de lado contestándome y, hay veces, en las que yo lo que puedo entender o malinterpretar es que la persona quizás está hablando con otra persona o dar por hecho que no me está poniendo atención.

En realidad sí me está poniendo atención, lo que pasa que está mirando la pantalla, me está mirando a mí.

Eso hay que tenerlo en cuenta en este tipo interacciones para qué: 

1. No se lo tome personal.
2. Verifique y chequee con la gente: oye, mira, estoy viendo esto, ¿me estás poniendo atención? Es importante para mí; y
3. Si usted quiere mandar un mensaje más contundente, haga el ejercicio de no mirar a la gente en la pantalla, sino, mire a donde está su cámara.

Eso va a ser un impacto completamente diferente y obviamente el lenguaje no verbal también tiene mucho impacto: sus ojos, su expresión, los gestos y la emocionalidad no se puede olvidar en cada mensaje que nosotros estamos transmitiendo.

Espero esto le sirva de algo, sea de ayuda y sigan explorando: ¿cómo mandan los mensajes que están mandando? 

¡Piénsenlo bien!

María Clara González.
Facilitadora y Coach de la Comunidad Origen.